miércoles, 11 de mayo de 2016

Gelatina de vainilla con base de chocolate

Buenos días!!! Aquí madrugando y con mucha alegría porque ya se empieza a notar el buen tiempo! Ya va quedando menos para el veranito! Amanecemos con buena temperatura y eso anima a prepararse y salir de casa! Así que antes de salir a trabajar os comparto una receta fresquita que preparé ayer y que ha triunfado.




Vainilla y chocolate son mis sabores preferidos y seguro que también de muchos de vosotros, así que un postre que combine esos dos sabores tiene que estar delicioso! En verano me muero por un helado de vainilla y chocolate, así que ha sido probar esta gelatina y me he enamorado. Podéis hacerla en moldes individuales para tener guardados como postre para después de comer o para la merienda de los niños. Ya sabéis que la gelatina tiene muchas propiedades y hecha en casa, mejor que mejor!


Ingredientes (para un molde de 2 litros)

1 lata de leche condensada (370 gr)
1 lata de leche evaporada (400gr)
1 litro de leche entera
2 cdas de extracto de vainilla (con color, no transparente)
50 gr de gelatina neutra (grenetina)
2 cdtas de canela en polvo
45 gramos de cacao en polvo
1 taza de agua

Preparación

Comenzamos hidratando la mitad de la gelatina en media taza de agua y reservamos.

En un cazo, calentamos juntas, la mitad de la leche condensada, de la leche evaporada y de la leche entera. Si os gustan las preparaciones muy dulces, podéis añadir una o dos cucharadas de azúcar, aunque yo no le he puesto, al ser lo suficientemente dulce la leche condensada.

Añadimos el extracto de vainilla y la canela en polvo.

Antes que empiece a hervir, vamos a añadir nuestra gelatina disuelta sin dejar de remover.

Continuamos mezclando hasta que la gelatina se haya disuelto y la mezcla rompa a hervir.

Retiramos del fuego y dejamos enfriar.

Mientras tanto, vamos a engrasar el molde que vamos a utilizar. Cuando la gelatina de vainilla haya templado, la vertemos en el molde y refrigeramos durante dos horas aproximadamente.

Ahora toca el turno de la gelatina de chocolate. En mi opinión, es la más deliciosa, la primera vez que la prueba y me ha parecido increíble. Aunque todo sea dicho, yo soy chocoadicta.

Vamos a tomar el resto de las leches: evaporada, condensada y leche entera y las llevamos al fuego.

Disolvemos la otra mitad de la gelatina neutra en media taza de agua y la volcamos sobre la mezcla de las tres leches cuando ya esté muy caliente. 

Sin dejar de remover, añadimos el cacao previamente tamizado y mezclamos hasta que rompa a hervir.

Dejamos enfriar. Cuando la gelatina de chocolate se haya atemperado, la vertemos cuidadosamente sobre la gelatina de vainilla y dejamos refrigerar nuevamente durante unas 2 horas.

Cuando vayamos a servir, un truco infalible, a la hora de desmoldar, es humedecernos las yemas de los dedos y presionar ligeramente la gelatina, de manera que se vaya desprendiendo de las paredes del molde. Damos la vuelta sobre un plato o bandeja y listo!


Sólo queda disfrutarlo!


Ya me contaréis



6 comentarios:

  1. Uummm se ve deliciosa esta gelatina! Pero tengo una duda, la leche evaporada es la nata para montar?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Consue, la leche evaporada la venden como tal en los supermercados. Lo normal, es encontrar la marca Ideal de Nestlé.

      Eliminar
  2. Que deliciosa se ve esta gelatina, a mi hijo le encanta.Bssss y buenas tardes.

    ResponderEliminar
  3. A mi la vainilla no me gsta mucho pero que pintaza tiene ;)
    TE SIGO pues.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Seguro que se la hago a mis nietos

    ResponderEliminar
  5. Que pedazo de reposteria creativa te ha quedado!!Tiene una pinta deliciosa y más con lo que nos gusta en casa la gelatina!! Le echaré algunas galletitas troceadas por encima para que le de consistencia y una textura difente a ver que tal, un saludo

    ResponderEliminar

 

DULCE TENTACION Template by Ipietoon Cute Blog Design